SCENDE...RINOVARMI

El instrumento de todas las evasiones es la escalera que, aquí, es quizás lo que nos permite escapar a la absoluta horizontalidad de la superficie. Pero, en la propuesta creativa de Quico Estivill, es posiblemente un nuevo intento de apresar mágicamente algo que huye y escapa, pues en cada peldaño hay algo de aquella pintura barroca que mostraba la significatividad del mundo en sus fases de decadencia y que nos recordaba que no todo dolor es fruto de alguna injusticia.
Fina Birulés
Ascende...rinovarmi, 2009, Instalación de 19 escaleras de madera: óleo sobre madera, plomo, fotografía y lápiz, 300x40 cm

cliquear sobre la imatge